Informe de Greenpeace sobre la problemática de los plásticos en Europa

Este informe, muy esmerado por cierto, es el antesala de un artículo propio, que próximamente publicaremos en esta misma web.
Cómo sabéis los piratas, antes de tirar un artículo propio, nos gusta analizar todos los datos sin dejarnos traer por modas o criterios poco científicos, buscando la imparcialidad y la opinión de todas las sensibilidades.

El informe de Greenpeace se puede descargar directamente desde su página o de la web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiento, del gobierno de España.
Es bueno saber que España es actualmente el segundo país de Europa en reciclaje de plásticos, por el detrás de Alemania; superando con comodidad la normativa europea, y siendo uno de los países que más están haciendo en todo el mi, a favor del reciclaje de plásticos y la limitación de su consumo.

Informe Greenpeace:

La problemática de los plásticos en Europa

Greenpeace nos alerta sobre los plásticos en el mar

No es la primera vez que hablamos del problema que representa los plásticos, tampoco el terrible daño que provocan en el ecosistema marino y, de retruque, a la cadena alimentaría, es decir a nuestro organismo. De seguir así no pasará mucho tiempo que los médicos nos prohíban comer pescado o que directamente se extinga. Muy posiblemente nuestros nietos terminen comiendo pescado exclusivamente criado en piscifactorías, todo por nuestra actual irresponsabilidad.

Creemos que no vale la pena extenderse más en este artículo, cuando la bióloga marina Elvira Jiménez ya lo ha hecho por nosotros en el blog de Greenpeace, con el artículo:

-Mejor sin plásticos-

Los plaguicidas, los herbicidas y las abejas

Un estudio de Greenpeace demuestra como los insecticidas con clorpirifos y tiacloprid, utilizados contra el gusano Capnodis tenebrionis; el acaricida y fungicida buscalida, utilizado contra los ácaros y los hongos de los fruteros de hoja caduca; y los plaguicidas y los herbicidas, están acabando con las abejas, que son absolutamente imprescindibles por el mantenimiento de la polinización y de la cadena alimentaria.
Según Greenpeace, el 67% del polen cosechado por las abejas está contaminado, siendo España uno de los lugares con más contaminación de los estudiados hasta ahora.
Las muestras demuestran que nuestro país es donde se utiliza más la clotianidina, el tiametoxam y el imidacloprid los tres plaguicidas más tóxicos, a pesar de que están prohibidos desde el 2013 por la Unión Europea.
Por otro lado, los herbicidas comercializados por las compañeras Bayern, Syngenta y Basf, son los que más daño hacen a las abejas. Curiosamente la compañía Bayern ha emitido un informe que asegura que sus herbicidas no les hacen ningún mal, cuando Greenpeace ha demostrado que sí.