Cambio Climático y CO2 (primera parte)

Hace 59 años el científico de la universidad de California San Diego, Charles David Keeling empezó a medir de manera regular la concentración de CO2 en la atmósfera. Desde entonces se ha seguido haciendo ininterrumpidamente, creando con ello una curva, llamada en su honor Curva de Keeling, que todos los científicos utilizan.
Como pueden observar en el gráfico, en 1958 se llegó al pico de 318 ppm, que ya se preveía muy elevada, mientras que en el mes de mayo de este año 2017 hemos llagado a las 410 ppm. La barrera de las 400 se sobrepasó en mayo del 2013, una cantidad que para muchos podía convertir el cambio climático en irreversible. Ante todo es bueno saber que estas mediciones se realizan en el observatorio de Mauna Loa, de Hawai, con un entorno de aire limpio.

Por qué mostramos este gráfico?
Simplemente para explicar que el cambio climático, al menos en lo que respecta al aumento del CO2 en la atmósfera, prácticamente es irreversible.

Hace unos años se empezó a perforar el hielo en Groenlandia, conservándolo en largos cilindros para su posterior estudio. Hasta el pasado año se consiguió estudiar el clima y sobre todo el CO2 en la atmósfera de los últimos 800.000 años. En el siguiente gráfico podremos apreciar el nivel de CO2 de los últimos 300 años, es decir desde 1.700. Veremos como el aumento de CO2 va en relación al período industrial de nuestra sociedad, empezando con un aumento muy suave, imperceptible si lo comparamos con el actual, a principios de 1.800, que se va afianzando hasta mediados del siglo XIX, cuando a partir de entonces empieza una suave y permanente subida hasta mediados del siglo pasado, que ya sube de manera vertiginosa e imparable

Todos los gráficos de este artículo han sido extraídos del Instituto de Oceanografía de la Universidad San Diego https://scripps.ucsd.edu/programs/keelingcurve/

Este año en curso la universidad de Princeton ha conseguido perforar hasta tres kilómetros de hielo, y podremos estudiar el CO2 y el clima hasta dos millones setecientos mil años.
El siguiente gráfico muestra lo descubierto hasta ahora, es decir los últimos 800.000 años, en valores de un milenio. En él podremos observar cómo el CO2 de la atmósfera oscila entre los 180 o 190 ppm en los períodos glaciales de nuestro planeta, a los 260 o 270 de los períodos cálidos. En él también podemos apreciar en la última depresión del gráfico, la última glaciación de hace 20.000 años. Este gráfico muestra sin lugar a dudas que estamos viviendo en un período templado, pero con unos índices de CO2 en la atmósfera nunca vividos en nuestro planeta, al menos en los últimos 800.000 años, que a todas luces nos están llevando al colapso.

Y este otro de los últimos 450.000 años muestra la correlación entre temperatura y la concentración de CO2 en la atmósfera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *