Ideonella sakaiensis, una solución bacteriana para el PET

plastic-bottles-115069_960_720

Estudiando unas charcas y los lodos provenientes de una depuradora en Japón, unos investigadores acaban de descubrir, casi casualmente, que una cepa de la bacteria Ideonella sakaiensis, se estaba alimentando con las moléculas de tereftalato de polietileno, más conocido por PET.
Hace años se sabía que dicha bacteria, del mismo modo que otras, era capaz de disgregar el PET, pero no alimentarse de sus resistentes moléculas. Se supone que una cepa de la bacteria ha conseguido evolucionar, hasta el punto de generar una proteína que descompone la molécula y la convierte en digerible.
El PET se había convertido en un gran problema ecológico. Sus moléculas, al no poder descomponerse, se han ido introduciendo en la cadena alimentaria.
Cada año se produce cerca de 56 millones de toneladas de PET, que suele utilizarse para la fabricación de botellas de plástico y tejidos. El PET es muy duro y de larga duración, muy resistente a los elementos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *