La barrera de coral más grande del mundo

Solo 4 de 520 arrecifes estudiados no están enfermos. El gobierno australiano destinará 1.500 millones de dólares para preservar la Gran Barrera, pero ha llegado tarde. De todos modos el mal deviene por el aumento de la temperatura del agua, y eso tiene difícil solución.
Cerca del 50% de los corales han muerto o están a punto de hacerlo, y aunque mañana todo el planeta se pusiera de acuerdo en dejar de emitir los gases invernadero, ya es imposible revertirlo, al menos durante muchos años, quizá siglos. De hecho ahora mismo estamos padeciendo la emisión de años anteriores.
Muchos de los gases que hoy estamos lanzando a la atmósfera, llegarán a la estratosfera de tres a cinco años, algunos todavía más. El calentamiento global además se autoalimenta, de modo que va acelerándose.
Desgraciadamente ha llegado lo que tantos naturalistas y biólogos habían predicho. La naturaleza se está muriendo, además con más rapidez de la que cabía esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *