El pez León, un exótico problema ecológico.

Compramos exóticos y llamativos animales, aparentemente inofensivos, para llenar nuestras peceras y terrarios, y así poder mostrarlos a nuestros amigos y conocidos. Con el tiempo nos aburrimos y para no matarlos los lanzamos al mar, a los ríos o el campo. En nuestros ríos y lagos la Tortuga Pintada ha destruido gran parte del ecosistema, y no es el único, también el visón y el cangrejo americanos, y muchos otros, incluso insectos.

El pez León es un buen ejemplo, aunque todavía no en nuestras costas, procede de un lugar en el que también es parte de la cadena alimentaria, pero allí donde los hemos lanzado sus potenciales depredadores no lo conocen, de modo que no lo consideran alimento. El pez León coloniza, se expande y arrasa; donde prolifera desaparece el resto de las especies, el mero, el pez loro, el pez mariposa, etc. Es un pez que invade todos los espacios: algares, arenales y arrecifes coralinos; se ha encontrado entre los cinco y los doscientos metros de profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *